Ay qué fríoooo

Extraído de El Mundo Deporte.


TRAS RECORRER 27 KILÀ?METROS

El lago Ness traiciona a Meca

EFE

David Meca intenta salir del agua después de abandonar la prueba./ EFE


INVERNESS (REINO UNIDO).- No pudo ser. El nadador de largas distancias español David Meca no pudo cruzar a nado el escocés lago Ness debido a las bajas temperaturas, que le obligaron a dejar la prueba cuando había recorrido 27,5 kilómetros. El nadador llevaba tiempo soñando con poder cubrir los 36 kilómetros de distancia de uno de los lagos más famosos del mundo, a pesar de la fría temperatura de sus aguas.

Desde el principio las cosas no estaban saliendo como se esperaba. De hecho la prueba se retrasó casi una hora debido a las condiciones meteorológicas y aunque seguían sin ser del todo favorables, Meca decidió realizar el intento en el día programado.

A pesar del dolor en las manos y el rostro del nadador debido a la temperatura del agua, en torno a unos cingo grados, en un principio la prueba se iba desarrollando con normalidad, pero una vez se constataba que en el centro del lago la temperatura de las aguas era de seis grados (ocho en las zonas más próximas a la orilla), tras cinco horas de nado, el deportista comenzaba a sufrir los efectos de la hipotermia, y empezaron a ser patentes los primeros síntomas, como la confusión, la falta de coordinación y la somnolencia.

David Meca tuvo que ser "engañado" para que abandonara la prueba, puesto que se negaba a hacerlo. Aprovechando la confusión en la que se encontraba, le indicaron un punto donde debía ser la llegada, a donde se dirigió el nadador, que desconocía que ese no era el lugar previsto de llegada, sino otro elegido por la organización para obligarle a salir del agua.

La organización de la prueba eligió una zona para la salida posterior a la zona más complicada, en los alrededores del Castillo de Urquhart, una de las más complicadas, puesto que allí converge una zona de fuertes corrientes que debilitaron aún más al nadador. Una vez Meca fue consciente de la situación y que había sido obligado a salir del agua, se enfrentó a los organizadores, puesto que consideraba que se encontraba en perfectas condiciones.

Debido a las condiciones del agua, la temperatura corporal del nadador bajó peligrosamente, lo que le hizo presentar además dificultades en el razonamiento. Eso le llevó además al enfado con su equipo, a quienes recriminó duramente la decisión adoptada. Tal era la desorientación del nadador que en un principio creía haber finalizado con éxito la prueba.

"Realmente no he sido consciente del frío que he pasado, pues iba concentrado en el ritmo de la brazada. Valoro el esfuerzo de mi equipo, y debo agradecerles que tomaran una decisión difícil por mí, ya que yo no estaba en situación de hacerlo", explicó poco después el nadador.

El nadador también se disculpó posteriormente ante sus compañeros por la reacción que tuvo cuando decidieron obligarle a salir del agua: "Siento mucho mi reacción inicial hacia ellos. Ahora sé que he pasado por momentos de peligro, pues me han explicado que uno de los síntomas de la hipotermia es la falta de reflejos y la confusión mental que se padece. Por ello, yo insistía en seguir. Ellos han tenido que decidir por mí, y sé que han hecho lo mejor,aunque la ilusión en este proyecto era enorme", agregó Meca.

El nadador también manifestó su satisfacción porque "el esfuerzo ha sido enorme.

No siempre se obtiene el triunfo, y, aunque es prematuro valorar ahora la experiencia, sé que en el futuro será algo positivo en mi carrera. Desde este momento, ya pienso en el próximo intento", concluyó. David Meca recorrió aproximadamente 27 kilómetros, desde el punto de salida, al sur de Fort August, hasta un punto situado a unos diez kilómetros de End Loch Ness, lugar previsto como de final de la prueba. El tiempo invertido fue de 5 horas y 47 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.