Baila, baila

No es por criticar la forma de bailar que tienen [email protected] pero es que, acabo de llegar de los baretos de La Laguna y he visto cada movimiento que me quedo loco. Me recuerda a los movimientos del balismo o los coreiformes típicos de la enfermedad de Huntington. Como si se tratase de enfermos neurológicos, la gente se mueve de esta manera tan peculiar y extraña de ver en personas sanas. Me voy a dormir que ya son horas y a las 11 tengo que dar clases particulares de Inglés y Biología.