Tengo copyright

Inspiración repentina:

Latiendo

Pierdo la vida porque ya no la quiero
tómala, es tuya, te pertenece sólo a ti
anciano corazón en mi cuerpo reseco
húmedo fuero interno que siento morir.

Dulce sabor traen aquellos momentos,
lejanos al recuerdo palpitan sobre mí…
La playa, el sol, la risa, los sentimientos,
imágenes ardientes que me hacen sufrir.

No sólo a mi corazón ha llegado el invierno,
heladas lágrimas mi pecho quieren hendir.
Cuchillos que derramo por esto que siento,
por tus labios afilados que no he de sentir.