Desdicha

Vaya desdicha la mía… Estoy triste, todo por ti. Siempre puedes decir que si estoy así es por mi culpa, pero me parece una manera un tanto cobarde de afrontar las cosas, ya que siempre es fácil echar la culpa a otro y seguir adelante sin poner atención. ¿Pido demasiado? Creo que no, tal vez compenso lo que no pido en otros aspectos con este, de ahí que parezca más de lo que es. No tengo la culpa de ser así, igual que tú tampoco la tienes de ser como eres…

Uno por el otro y la casa sin barrer…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.