Lesionados

footballHoy tuve partido en El Cantillo, Tacoronte, y aunque ganamos 0-3 [la primera victoria fuera de casa] no acabé con buen sabor de boca. Un jugador acabó con una contusión importante en el pómulo derecho por un codazo. No hubo solución de continuidad, sólo una pequeña epistaxis, pero el chico contaba que tenía la sensación de que se le iban a caer los dientes, probablemente debida a la irritación del nervio maxilar superior.

El siguiente lesionado iba a ser mucho más complicado, una fratura de Colles del brazo derecho por una caída. Jamás había visto una fractura de este tipo en persona, sólo en la teoría y en fotos, pero tengo que decir que es bastante llamativa. La forma en tenedor, la deformidad distal del cúbito y el radio eran exageradas. Comprobé el pulso radial para descartar compromiso de la arteria y rápidamente llamé al 112 para que se lo llevasen al servicio de urgencias para evitar males mayores.

Desde luego, en lo que va de temporada ya he tenido más lesionados graves que los que tuve en el Tenerife C la temporada pasada. Por cierto, tengo que comprar una grapadora para suturar sobre la marcha y más tensoplast que ya no me queda apenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.