Tiempo…

Érase una vez un Fisioterapeuta que escribía en un blog. Se le complicó la vida y dejó su labor diaria de entretener [o aburrir] a las masas en Internet con sus palabras, pero como el ave fénix, volvió para retomar su iniciativa…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.