Quería preguntarte…

Te vas muy temprano, si comparamos con otros días. Te quería preguntar una cosa, pero… Da igual. Seguro que mañana todavía recuerdo la pregunta, pero el momento no será adecuado. No puedo olvidarla, pero aunque me preguntes por ella no te la diré. Quizás otro día, cuando el momento predisponga… Descansa, abrigada por las sombras de la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.