Pensamiento del día

Dolet ergo sum.

Cuando se trata de lidiar con la presunción, el engreimiento o la pedantería es preferible esquivar en lugar de confrontar.

Recordar viejos tiempos, aunque sean buenos, no es muy aconsejable; sin embargo, traerlos de nuevo hasta el presente y disfrutarlos una vez más es algo gratificante.

Deja un comentario