Fetiche

Dando una vuelta por Flickr, me encontré con la galería de esta chica y me vino a la mente una palabra: fetichismo. A partir de ahí me puse a investigar un poco y di con este libro del que he traducido libremente dos párrafos que me han parecido interesantes.

Studies in the Psychology of Sex, Volume 5 by Havelock Ellis

La predominancia del pie como un foco de atracción sexual, mientras que entre nosotros hoy en día no es un fenómeno infrecuente, no es lo suficientemente común para ser denominado normal; incluso la mayoría de los amantes ardientes no experimentan esta atracción en ningún grado. Pero estas manifestaciones de fetichismo por los pies que para nuestro tiempo son anormales, incluso cuando no son tan extremas como para ser mórbidas, es posible que puedan llegar a ser más inteligibles para nosotros cuando nos damos cuenta que en los períodos tempranos de la civilización, e incluso hoy en día en algunas otras partes del mundo, el pie es reconocido generalmente como un foco de atracción sexual, así que cierto grado de fetichismo por los pies se convierte en un fenómeno normal.

El ejemplo más pronunciado y conocido es este fetichismo por los pies en la actualidad puede ser encontrado con facilidad en el sur de China. Para un marido chino el pie de su mujer es más interesante que su cara. Una mujer china es tan vergonzosa para mostrar sus pies a un hombre como una mujer europea con sus pechos; están reservados sólo para los ojos de su marido, y mirar a los pies de una mujer en la calle es muy inapropiado y poco delicado. El fetichismo por los pies de los chinos está conectado con la costumbre de comprimir los pies. Esta costumbre parece descansar sobre el hecho que las mujeres chinas poseen de manera natural un pie muy pequeño y es por lo tanto un ejemplo de la tendencia universal de la búsqueda de la belleza para acentuar, incluso mediante la deformación, las características raciales. Pero aún hay más. La belleza es un nombre general para el atractivo sexual, y la energía gastada en el esfuerzo para hacer el pie de la mujer china más pequeño es una medida de la fascinación sexual que ejerce. La práctica surgió sobre la base del atractivo sexual del pie, por lo tanto ha servido de manera inequívoca para elevar ese atractivo, al igual que la cintura estrecha, que (si seguimos a Stratz) es una belleza característica de la mujer europea, resulta ser en general para el hombre europeo más atractiva cuando es acentuada, incluso hasta la deformidad, mediante la compresión del corsé.

Y aquí un poco de etiología:

Fetiche: del francés fétiche; que viene del portugués feitiço, “magia” o “hechizo”; y éste viene del latín facticius, “artificial” y facere, “hacer”.

Autor: Abraham

Autor de Liberitas. Desde el 2004 escribiendo desvaríos

Deja un comentario