Nada más

DSCN0014Tuvimos nuestra oportunidad, pero nunca me llamaste
y por eso empecé a enfriarme,
y empecé a cansarme de este cambio de estación.
Cansado de falsas sonrisas, falsas miradas y falsos besos.

Tuvimos nuestra oportunidad, pero no la sujetaste
y por eso me escurrí entre tus dedos,
y me cansé de este invierno sin calefacción.
Cansado de palabras baratas, excusas baratas y caricias baratas.

Pero cariño, sólo quiero que sepas
que nunca quise regalos ni limosnas sin merecer.
Porque todo lo que quería
era que tú me quisieras
y que tú quisieras que me quedara.

Nada más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.