Historia y cáncer

Av PágA estas alturas creo que es de dominio público que mi interés por ciertos temas a menudo no es compartido por el resto de la gente a mi alrededor. El ejemplo más reciente fue la introducción a un trabajo de Enfermería Comunitaria sobre la evolución histórica del cáncer de pulmón desde hace treinta años.

La cuestión es que, como era de esperar, me he venido arriba y me he puesto a buscar información sobre la etimología de la palabra «cáncer», que ya conocía pero a nivel de curiosidad y no en profundidad.  Luego me he liado con ciertas nociones de literatura clásica, un poco de historia antigua y, ya que estaba, una pizca de paleopatología.

Vamos, una bola de nieve cuesta abajo.

Y como también era de esperar, son cosas que sabía que no iban a interesar al resto de integrantes de mi grupo de trabajo. No les reprocho nada, en realidad he sido un poco egoísta y, como me lo he pasado tan bien buscando información que me resultaba tan curiosa, pues me ha salido una introducción un poco extensa.

Luego al reunirnos y ponerlo en común se ha decidido reducirlo considerablemente. Bueno, no hemos puesto en común nada porque he sido yo el que ha hecho la introducción. En realidad les he ahorrado el mal trago de decirme que no les importaba una mierda todo aquello y simplemente he seleccionado el texto y le he dado a la tecla de suprimir sin pena alguna porque, como a veces las veo venir, ya había salvado el texto.

Corralejo, Lobos y LanzaroteLo cierto es que no tenía pensado publicarlo aquí pero, luego de pensarlo un rato, he pensado que era una oportunidad desperdiciada el guardarlo en mi disco duro. Al fin y al cabo, tan sólo he leído un par de artículos que cualquiera puede encontrar con una búsqueda bibliográfica normal y corriente, he extraído la información y he intentado redactarla de una manera más o menos legible. Ah, y con sus referencias «Vancouver style».

Lo dicho, tanto si eres un friki de las Ciencias de la Salud como si necesitas algo que leer en la cama para poder dormir, aquí va una somera revisión bibliográfica del origen histórico del cáncer.

Continuar leyendo «Historia y cáncer»

Pensamiento del día

Paseo de neón

Lo peor que puedes hacer cuando te marcas un objetivo es que su consecución dependa de las acciones de otra persona.

Los objetivos deben ser metas que dependan únicamente de ti, de manera que si no los alcanzas será tu responsabilidad y no tendrás la excusa para echarle la culpa a nadie.

Cuando alguien te gusta es un error pensar que se trata de una competición. Todo consiste en una simple elección, y lo mejor que puedes hacer al respecto es ser natural, no aparentar y no tratar de venderte; la decisión final no es tuya, es de la otra persona.

Sobre la paciencia

On/OffTal vez es que soy raro, que no lo niego, o tal vez es algo bastante común, pero lo cierto es que no puedo ser paciente cuando estoy cansado. Es así, no puedo, estoy más susceptible y mi umbral de aguante se reduce tanto que mandaría a la mierda a cualquiera a la primera de cambio. Lo que normalmente se acepta o molesta ligeramente parece que es un gran agravio, la conversación casual se vuelve un suplicio o las ideas homicidas cada vez son más tentadoras.

Me considero un tío con paciencia, y creo que tienes que tener esa capacidad cuando te dedicas a tratar con personas que, en su mayoría, tienen dolores y suelen estar un poco molestas con el mundo. Si no fuera así, si no tuviera cierta templanza, se produciría un efecto sumatorio entre la molestia del paciente y mi molestia que acabaría con toda idea de dedicarme profesionalmente a tratar enfermos.

Pero en ocasiones llega ese momento del día en el que estás cansado de ir a clase, de trabajar, de no hacer nada, de levantarte temprano, de levantarte tarde, de descansar poco, de dormir demasiado, de aguantar a tus familiares, amigos, compañeros de clase o de piso… Da igual, estás cansado y no sabes si colgarte el cartel de «no molestar» en la frente o mandar a tomar por culo a quién primero te toque la moral lo más mínimo.

Al final tienes que optar por regresar a tu cueva, cortar la comunicación y hacer que la presión interior, esa que te empuja a actuar como normalmente no sueles actuar, disminuya y te permita regresar a tu estado basal. Porque en más de una ocasión he tomado decisiones mientras he estado cansado, y normalmente han sido bastante drásticas, como dejar a una novia o cortar toda relación interpersonal con alguna otra persona.

Es por eso que es mejor que me aísle, al menos de manera momentánea, y dejar que vuelva a ser yo. A la mierda todo el mundo hasta que se me pase y ya está.

Todo lo que se irá mañana

Amanecer desde el balcón IIEs de noche, ya tarde, y beso tu hombro.
Sí, no me lo digas, ya me lo imagino:
tienes que levantarte temprano mañana,
y sé que estás cansada, muy cansada.
Me gusta estar abrazado a tu lado,
tan sólo así, quiero acompañarte.
Sentir a mi lado tu cuerpo,
desde tu propio lado de la cama.

Sabes que no me hacen falta excusas,
que sólo hace falta uno para ser dos,
para transformar tu cuerpo en un templo
en el que poder rezar a nuestro dios.
Prometo que cuando hayamos terminado
te sentirás derrotada, pero mañana
cuando te despiertes tan temprano,
ya verás, te sentirás como nueva.

No soy un tío egoísta, o eso intento.
No molestar, poder sacar esta idea
de mi cabeza y de mi cuerpo,
pero esta noche no tengo sueño.
No me puedo dormir, no puedo contar ovejas,
no puedo esperar que la tele me duerma.
Leo un libro, pero las palabras se pierden.
Lo intento… Pero no lo intento de veras.

Me giro, no puedo dejar de mirarte.
Este corazón late desbocado,
y maldigo mi suerte de tenerte
y me siento morir, así que te beso.
Tus ojos me miran y sonríen
y yo sólo quiero mirarme en tu sonrisa.
¿Acaso es que tú también quieres?
¿Acaso es que me he equivocado?

Recuerdo un verso que escribí ayer
que decía algo parecido a lo que pienso,
algo como «tu cuerpo es lo que quiero»,
o «tú eres todo lo que quiero tener».
Da igual, todo lo que no recuerdo,
ahora mismo, no tiene importancia.
Sólo quiero aprovechar el tiempo
hasta que te vayas temprano mañana.

Pensamiento del día

DSCN0098

El secreto para caer bien: darle a la gente lo que quiere, no lo que merece.

A veces lo único que necesitamos es dormir abrazados a alguien para que su cariño nos haga entrar en calor.

¿Por qué todo el mundo pregunta en lugar de molestarse en buscar la respuesta? Pues porque es más fácil, que alguien haga el trabajo sucio. Además, el objetivo es aprobar, no aprender.

Pensamiento del día

DSCN0118

Tan importante es saber cuándo iniciar una conversación como cuándo es el momento de terminar con ella.

No esperes, te lo he dicho muchas veces; no esperes, porque te sorprenderás más y te defraudarás menos.

Vivir es una lucha constante entre las ganas de hacer lo que no quieres y debes, y el reto de evitar hacer lo que quieres y no debes.