El penúltimo día

dayNunca he vivido como si fuera el último día de mi vida, simplemente porque el carpe diem llevado al extremo es tan malo como el pasotismo. In medio stat virtus, quando extrema sunt vitiosa. Por eso prefiero vivir como si fuese el penúltimo día, imitando a Don [E] que siempre que le digo «el último» refiriéndome a un ejercicio él me contesta diciendo «el penúltimo». Me gusta esa filosofía…

Mezclando esta forma de pensar con el hecho de aprender de los errores he decidido poner a funcionar el plugin WordPress Database Backup para que diariamente me envíe una copia de seguridad de la base de datos a mi correo para evitar que vuelva a suceder otro desastre como el de la semana pasada.

En esto como en todo, viviendo y aprendiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.