Inteligencia emocional

el color del otoñoTodos tenemos problemas, es inherente a la naturaleza humana, pero debemos tener suficiente control sobre nosotros mismos como para no exteriorizarlos de manera hiriente. Nadie merece pagar por los problemas de los demás, y si haces que alguien sufra por tus problemas es que algo falla en ti, la capacidad de ponerte en la situación de la otra persona, tu inteligencia emocional.

Debes reconocer que tus dotes sociales dejan mucho que desear, los hechos lo confirman aunque no lo quieras ver. Quiero que comprendas [si es que eres capaz] que estoy cansado, derrotado, y no pienso tirar yo sólo de este carro. Cada vez son menos las razones que me quedan para luchar por esto, y tú eres la persona responsable de ello. La pena y la rabia se entremezclan cuando pienso en lo que haces y cómo eres.

Lo único que me queda es agradecerte el haberme recordado por qué tomé mi decisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.