Deuda de sangre

Tengo 450 ml de sangre menos en mi cuerpo, cosas de donar. Ya se podrían concienciar muchos de ustedes para que donasen sangre, si no es por la causa en sí háganlo por el aperitivo gratuito (zumo, palmeritas, chocolatinas). Es la primeva vez que dono, y no sé si es normal, pero el dolor que tengo el el brazo no me deja extender el codo totalmente. Después de todo, no me introducen un trócar del 16 por una vena todos los días. Para la gente que no sepa lo que es un trócar, es lo mismo que las agujas de las jeringuillas para sacar sangre sólo que el calibre/grosor es mucho mayor: las intravenosas son de 0.9 mm de diámetro y tienen un bisel medio, mientras que el trócar que me clavaron era de 5 mm de diámetro y un bisel largo.

Tuve miedo, no lo voy a negar, porque ver esa pedazo de lanza impone bastante y además, el tener que introducirlo sobre el tendón bicipital pues me daba mucho mal rollo, porque me han contado experiencias de gente que se ha sacado sangre y les han pinchado con la aguja en el tendón y duele o más. No me quiero ni imaginar lo que me puede hacer un trócar que es más puntiagudo que una aguja intravenosa. Creo que el dolor que me queda es por tener ese pedazo de acero dentro de mi vena y apoyado sobre el tendón, pero bueno…

El banco de sangre en Canarias está muy jodido, así que vamos a donar la nuestra, que nos hacemos un favor a todos. Yo doné en la unidad móvil de la calle Castillo a la altura de la Plaza del Príncipe, pero por ahí hay más unidades móviles y estoy seguro que las vemos y pasamos de largo. En un cuerpo con una cantidad de sangre entre 4.5 y 6 litros de sangre, 450 ml menos no se nota nada…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.