Las consecuencias de bailar

Pues sí, me tienen acosado y todo porque en la cena de empresa me puse a bailar con algunas de las auxiliares que trabajan allí. Se ve que no se esperaban que me defendiese en la danza, o que tal vez pensaban que lo iba a hacer peor. Ahora todos los días, cada vez que estoy por las plantas o me cruzo con alguna de ellas (con las que bailé o tengo más confianza) comienzan con el acoso y derribo. No me importa, me río un rato, pero no sé si ellas conocen el límite…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.