Pretérito

1898.Puerto de la Cruz Ermita San TelmoSi lo hubiese hecho habría sido diferente. Si tan sólo hubiese dicho algo de lo que tenía callado… Ahora llegaba el tiempo de refugiarse en el «menos mal» que tanto le había servido antes. No lo sabría jamás, pero esperó saberlo, porque su deseo de escucharlo le dio esperanza hasta que la espera le consumió. Luego se durmió en aquel lugar rodeado de agua mientras las flores veían pasar las estaciones.

La convicción y la voluntad dan fuerzas para que, incluso en la desdicha, podamos llevar a cabo las más grandes hazañas. Para algunas personas puede ser alcanzar la cumbre; para otras, expresar un simple sentimiento.

Pero no todos somos tan valientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.