Aquí abajo en el suelo (y VII)

En realidad no quiero nada, pero también lo quiero todo. Quiero y no quiero. Es la tentación de saber… O más bien imaginar que sé, que dándote un toque al móvil podrás acercarte hasta aquí y me dejarás hablar contigo. ¿Debo molestarte? No lo sé. Quizás lo único claro que tengo en mi mente desordenada es que me siento bien contigo y me falta algo cuando te vas…

Al final voy a optar por molestarte, hacerte volver de donde quiera que estés, todo porque soy un egoísta… Un egoísta empedernido, y todo por ti… Lo siento, a veces me apiado de ti por tener que aguantar a alguien como yo, a alguien que está aquí abajo en el suelo…

Una respuesta a «Aquí abajo en el suelo (y VII)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.