Inception

Anoche fui al cine ver Inception, sí esa película cuyo título alguien ha secuestrado al español por Origen. Y digo yo, ¿qué más daba dejar el título original en su sitio? En principio pensaba esperar hasta conseguir la versión original y verla en mi casa pero finalmente he decidido de manera intencionada ofrecer mi dinero para ser robado y conseguir a cambio mi entrada. No sé si son cosas mías, pero cada vez que voy al cine las entradas están más caras.

Bueno, dejando los temas monetarios aparte, conocía un poco de la trama de la película a pesar de que me había guardado de leer críticas o ser víctima de los muchos spoilers que pululan por estas tierras cibernéticas. Los efectos de sonido te hacen temblar en la silla como si estuvieras dentro de uno de esos sueños inestables y la banda sonora de Hans Zimmer acompaña de manera tan adecuada que influye en la experiencia del visionado sin apenas notarlo, como si llegase directamente al subconsciente. Por cierto, en este post de Ad astra están los enlaces a las canciones de la banda sonora.

El listado de actores es bastante notable aunque sus interpretaciones no son nada del otro mundo a decir verdad. No es que desluzcan la película, porque el hilo argumental y los efectos especiales te enganchan de tal manera que las dos horas y media que dura el metraje estás anclado al asiento con ansiedad por conocer el desenlace. Mi mención especial a Marion Cotillard, no por su papel en el film, sino porque es una mujer que siempre me ha parecido muy atractiva.

En resumen, una película que me ha gustado muchísimo y que volveré a ver en cuanto pueda, eso sí, en versión original.

Autor: Abraham

Autor de Liberitas. Desde el 2004 escribiendo desvaríos

Deja un comentario