Pensamiento del día

Las grandes revoluciones nacen a partir de pequeños acontecimientos.

Desde un principio intenta dejar claras tus intenciones y si es por escrito y por duplicado, mucho mejor; si son aceptadas luego no podrá haber lugar para reproches, al menos legalmente.

Si no hay interés recíproco, no hay nada que hacer; si es recíproco pero tiene distintas direcciones, no hay nada que hacer; si tiene la misma dirección pero distintos sentidos, no hay nada que hacer; si tiene el mismo sentido, aprovecha antes de la siguiente intersección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.