Pensamiento del día

En el fondo todos somos unos payasos, la diferencia es que hay quien lo demuestra más a menudo.

Demasiadas suspicacias afortunadamente contraatacadas con eficacia mediante hábiles y dicaces perspicacias.

Una simple acción puede provocar terremotos en las piernas, anticiclones y borrascas en el pecho, lluvias torrenciales en los ojos o bancos de niebla en la mente. Es el llamado «efecto mariposa», el origen del caos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.