No, no quiero leer tu blog

No, I don't want to read your blogÚltimamente parece ser que si te quieres enterar de lo que piensa otra persona tienes que leer su blog. A veces no queda más remedio, porque no puedes hablar con ella, pero otras es simplemente por cobardía. Hace tiempo que se perdió la [buena] costumbre de hablar cara a cara y se desechó por la conversación via Internet, léase ICQ, MSN o cualquier otro cliente.

Ahora estamos asistiendo a la degeneración de lo degenerado. Ya ni siquiera usamos Internet para una conversación en tiempo real, sino que todo lo que pensamos o queremos decir los soltamos en un texto estático, en el blog, así que tenemos que usar lectores de feeds para estar al día de los sentimientos del otro o bien visitar periódicamente la página en cuestión. ¿Tan difícil resulta decir lo que se piensa o se siente?

¿Cuándo fue la última vez que quedaste con alguien para hablar? «Hace tiempo que no te veo, a ver si quedamos para tomarnos algo y charlar». Si eres de las personas [en peligro de extición] que todavía creen necesario ver los ojos del otro para hablar, alza la mano e intenta convencer a los demás, tratar de enseñarles lo que se pierden y que mejoren sus [atrofiadas] cualidades para las relaciones interpersonales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.