Pensamiento del día

tongue

No hay malas lenguas, sólo malos coños.

¿Por qué se me tiene que complicar la vida de esta manera? Con lo sencillo que podría ser todo. También es verdad, que lo sencillo acaba por cansar y las cosas complicadas son las que le dan la sal a la vida, pero es que estoy como un bacalao.

Deja un comentario