El problema de la igualdad

El descansoA veces mantengo conversaciones realmente inquietantes, que tienen la capacidad de hacer temblar el terreno sobre el que piso.

Tu problema es que te basas demasiado en la igualdad entre hombres y mujeres, y la realidad es que en absoluto somos iguales. Yo, como mujer, espero que la iniciativa surja de ti como hombre. De otra manera, sería como rebajarme y mi ego no lo permitiría.

Tal vez ese sea uno de tantos problemas que arrastro conmigo y que, al fin y al cabo, son los que me definen. Creo en que el interés, en el caso de existir, debe ser demostrado por las partes implicadas en una relación interpersonal sea del tipo que sea e independientemente del sexo. Esperar a que otra persona tome la iniciativa como si se tratase de algún tipo de partida de un juego por turnos me parece una actitud poco pragmática. Si realmente quieres llevar a cabo una acción lo ideal sería no estar dependiendo de terceras personas para actuar porque, de esta manera, puede ocurrir que nunca suceda.

No lo sé, ¿qué más se puede añadir al respecto? Parece ser que para ciertas personas la reciprocidad está sobrevalorada… Para mí no, y es por eso por lo que cuando no observo un interés mutuo me aburro y opto por dejar de perder el tiempo. Al menos me queda el consuelo de haber fracasado en mi empeño por no haberlo conseguido pero no por no haberlo intentado.

Pensamiento del día

Hasta los más malos necesitan un momento de descanso.

No te lo pienses demasiado, si crees que es lo adecuado simplemente actúa y déjate llevar.

El principal problema de bromear a menudo es que cuando quieres ser tomado en serio resulta muy difícil de conseguir a pesar de insistir en ello.

El amor según Quevedo

Retrato_de_Francisco_de_QuevedoClásico poema de Francisco Gómez de Quevedo y Santibáñez Villegas.

Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.

Es un descuido que nos da cuidado,
un cobarde con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
un amar solamente ser amado.

Es una libertad encarcelada,
que dura hasta el postrero paroxismo,
enfermedad que crece si es curada.

Este es el niño Amor, éste es tu abismo.
¡Mirad cual amistad tendrá con nada
el que en todo es contrario de sí mismo!

Así de contradictorio es.

Memòries de viatge

Confieso que he tenido que usar el traductor castellano-catalán para poder escribir correctamente el título de esta historia, pero qué le vamos a hacer si no sé dónde van las tildes en ese idioma

Estoy más que conforme con el balance de este último trayecto del viaje ya que a pesar de los contratiempos y demás percances el resultado ha sido notablemente satisfactorio. El comienzo del final ha estado marcado por una nueva aparición de mi queilitis pero con paciencia y el tratamiento adecuado esa molestia en los labios ha acabado por desaparecer, afortunadamente.

¿Alguna vez te ha asaltado una sensación de cansancio tal que sientes un enorme lastre en el corazón y el alma? ¿Alguna vez has escuchado a esa vocecilla, esa que suele hablarte desde el rincón más profundo y oscuro de tu mente, gritar a pleno pulmón “no tiene sentido seguir con esto”?

Si te sucede, haz caso a tu conciencia y corta los hilos atados a ese peso que evita que puedas volar hacia el cielo. Quizás brote sangre de ellos, tu propia sangre, pero será una herida que sanará por sí misma con el tiempo y un ganchito, como dice la canción.

No hay nada más allá, tan sólo la simple, brutal e impertérrita ley causa-efecto. Acaba con las incertidumbres que pueblan tu vida, enfréntate a la realidad, la verdad te hará libre.

Yo lo he hecho y aquí estoy, mejor que peor, que no es poco. He regresado de una travesía que ha sido uno y más viajes, que quizás han durado muy poco, o quizás han durado demasiado, porque no sé cuánto tiempo hace que los he iniciado pero sí sé cuándo han concluido.

Regresar a casa no siempre es sinónimo de descanso porque al menos en mi caso no es más que el inicio de nuevos planes de viaje, que puede que se queden sobre el papel de la mente o escritos en piedra, o quizás comiencen tarde o temprano.

Al menos sé que no estoy muerto, porque aún amo la vida.

Trabajo, visitas y Risk

riskÚltimamente he estado algo ocupadillo y paro muy poco tiempo en mi casa, sólo para repostar combustible [comer] y dormir. Salgo del trabajo, almuerzo, voy a casa de doña [C], luego a casa de la abuela de [I] a tratar a su tía, después a la óptica, a continuación a mi casa, ceno y de ahí a casa de [J] a echarme unas partiditas al Risk. Al terminar vuelvo a mi casa, me acuesto y al día siguiente lo mismo.

Lo de la óptica es porque estaba haciendo unas pruebas para las lentillas, pero se ve que incluso con las que tienen características avanzadas como airbag de serie y cierre centralizado se me resecan demasiado los ojos, más incluso que con las antiguas. Supongo que tendré que ir al oftalmólogo para que me haga una prueba de lágrima a ver si segrego suficiente como para mantener hidratadas las lentillas.

Bueno, pues esta ha sido mi tónica desde la semana pasada que empecé de nuevo a trabajar. Por ahí pueden decir que es monótono, pero como hago lo que me gusta pues no me resulta tan pesado. Lo peor son las horas después del almuerzo, que justo entra la modorra cuando me tengo que ir otra vez. Es en esos momentos cuando tengo que echar mano de mi fuerza de voluntad para no irme a la cama a dormir.

Descanso redefinido

Bed El viernes trajeron a mi casa los colchones de material viscoelástico, un producto de la era espacial al parecer, pero que resumiendo se trata de un material inteligente con memoria. Esto es, conoce su estado original y al sufrir deformaciones tiende a recuperarlo. Es un colchón duro, no tiene muelles ni nada parecido, es similar a un gran bloque de plastilina elástica que va cogiendo la forma de tu cuerpo en las zonas de presión mientras que en el resto mantiene su estructura.

La almohada es del mismo material, pero mucho más blanda, y permite tener una posición del cuello más aceptable que con las típicas almohadas de gomaespuma o de pluma. El conjunto es una gozada, y he dormido muy bien, un poco extraño estos dos últimos días, pero nada que no se solucione con la práctica… Me refiero a dormir, no a actividades en la cama, malpensad@s.