DOMS

Agujetas, dolor muscular de aparición tardía o su equivalente anglosajón bastante útil para hacer revisiones bibliográficas, DOMS. ¿A qué viene todo esto? Pues resulta que en el “Complejo Deportivo La Cuesta”, a.k.a. la piscina de al lado de mi casa, han puesto un par de carteles informativos sobre los mitos del gimnasio y, por extensión, del ejercicio físico en general. La verdad es que sólo me he parado a leer uno y creo que me ha bastado sólo con ver que el mejor tratamiento para el dolor producido por las agujetas son los antiinflamatorios, hay que joderse.

En fin, pues el mosqueo me ha servido para hacer una búsqueda en la Biblioteca Cochrane Plus [demos las gracias al Ministerio de Sanidad y Consumo por pagar la cuota por nosotros] sobre DOMS y he encontrado un par de detalles interesantes. Por ejemplo, el estiramiento para la prevención o la reducción del dolor muscular posterior al ejercicio no sirve de nada.

Por otra parte, el efecto de la hidroterapia en los signos y síntomas del dolor muscular de aparición tardía depende del protocolo a seguir, siendo la inmersión en agua fría y la terapia de baños de contraste los más efectivos frente a la inmersión en agua caliente. Además, el masaje reduce la percepción del dolor y la hiperalgesia en el dolor muscular experimental, pero sólo en el mecánicamente inducido y no en el dolor durante la inactividad.

Quizás, el artículo más aprovechable por la fauna de gimnasio es el que comenta que se produce una eliminación del dolor muscular de aparición tardía con una cardioaceleración pre-resistencia antes de cada serie de ejercicios de fortalecimiento muscular.

Hay muchísimos más artículos que revisar y siempre se debe seleccionar la información con criterio si queremos utilizarla de manera correcta. Desmintiendo mitos usando otros mitos no es la solución, sobre todo teniendo en cuenta el afán de médicos frustrados que tienen muchas personas que se automedican buscando no sé qué efecto.

Claroscuros

La Fisioterapia, como el resto de Ciencias de la Salud, es una profesión vocacional. Lamentablemente, no existe un rasero objetivo que mida la vocación y sirva para filtrar los candidatos a comenzar los estudios. Tampoco existe ningún test psicotécnico que permita vetar la entrada a toda aquella persona con algún trastorno [sexual o psiquiátrico, por ejemplo]. No digo que haya que estar hecho de una pasta especial, sólo que realmente puedas y quieras trabajar estrechamente con personas e intentar ayudarlas en la medida de lo posible.

Sin embargo, y hablo desde mi punto de vista, sí que debemos desarrollar cierta capacidad de indiferencia respecto a nuestros pacientes. No quiero que mis palabras sean mal interpretadas, no hablo de tratar pedazos de carne, una prótesis de cadera, un EPOC o un retraso psicomotor, simplemente hablo de evitar en la medida de lo posible las implicaciones emocionales. No quiero ser el Dr. House de la Fisioterapia. Cada paciente es un sistema con multitud de variables intrínsecas y extrínsecas que, si no desarrollamos una membrana semipermeable, pueden afectarnos.

Cuando un amigo tiene un problema éste nos afecta, nos preocupamos, pero si esto es así es porque nuestra membrana semipermeable lo permite. Nuestros pacientes tienen problemas, que tienden a magnificar por su situación de enfermedad, y diez amigos al día con problemas son demasiadas preocupaciones para una sola persona, es decir, nosotros. Muchas veces somos “fisicólogos”, un híbrido entre Fisioterapeuta y Psicólogo, pero debemos tener claro cuál es nuestra competencia y hablar lo justo y necesario.

Gentilhombres en Italia

Bueno, ya quedan pocas horas para tomar un avión que nos lleve a [J] y a mí hasta la tierra de Rómulo y Remo. Se nos presentan unos días bastante intensos en los que disfrutaremos como congresistas de Spine II de las charlas de algunos de los mejores fisioterapeutas mundiales.

spine II

Nos vemos el martes y si no, nos imaginamos.

Easy achievement complex

mulliganCuando a menudo conseguimos lo que nos proponemos fácilmente nos acostumbramos a los logros y, a veces, esto se puede convertir en un problema. Tendemos a alcanzar un grado tal de confianza que creemos que podemos conseguir cualquier cosa. Es el [autodenominado] “complejo de logro fácil”.

Por ejemplo, queríamos hacer el curso del Concepto Mulligan y lo conseguimos. También queríamos organizar un curso de Vendaje Neuromuscular [o Kinesiotaping] y también lo conseguimos. Ahora tenemos la vista puesta en otras metas: un Postgrado de Fisioterapia en Traumatología y Ortopedia, y un curso de Acupuntura Clínica en Fisioterapia. Lo curioso es que, debido a nuestro complejo, tenemos la confianza en que vamos a conseguirlo.

El principal problema derivado de este complejo es que cuando el individuo no logra lo que se ha propuesto se frustra en sobremanera. Por suerte, si a este complejo le añadimos una gran capacidad de autosuperación, la frustración se ve disminuida drásticamente y deja paso a una propuesta de una nueva meta que lograr. Así de extraña es la mente humana.

Si quieres hacer algo bien…

mul ganComo siempre se ha dicho, si quieres hacer algo bien es mejor que lo hagas tú mismo. Si quieres hacer un curso interesante pero tienes la condición de “región ultraperiférica” te planteas seriamente tu formación porque los gastos no son sólo la inscripción al curso, sino también el desplazamiento y la estancia.

Es por eso que mis compis y yo, mentes inquietas, hemos decidido hacer las cosas bien, y “ya que Mahoma no puede ir hasta la montaña, hacer que la montaña venga hasta Mahoma”. Mucha metáfora pero realidad al fin y al cabo, porque traer el Concepto Mulligan, una “montaña” en la Fisioterapia, hasta nuestras islas no ha sido labor sencilla.

Ya me estoy haciendo viejo y ahora no recuerdo si lo leí o lo escuché, pero era algo así como “empezar algo es tenerlo medio acabado”, y sólo es cuestión de poner ganas e iniciativa para que las cosas se vayan encauzando.

Y esto no es más que el comienzo de lo que está por venir, y no hablo por hablar. A decir verdad, no sé si se lo deberían tomar más como una amenaza que como un aviso 😉

Adelantado

adelantadoLa semana pasada con todo el lío del error en la base de datos y tal no pude escribir las cositas que tenía por la cabeza. Pensaba hablar sobre Rafael Amargo y la mierda que nos ofreció como Gala del Carnaval, pero se me adelantaron. Luego pensé hablar sobre el Decreto de Terapias Naturales de Cataluña, pero otra vez se me adelantaron.

Ya he dicho que mi compi es un filósofo, pero ahora también le tengo que imponer el título de adelantado.

P.D. Sobre todo es Fisioterapeuta, pero ese título no se lo impongo porque se lo ganó a pulso.

Suscripción

magazineAyer recibí en mi casa el volumen 26 de la revista Fisioterapia. Vale, soy Fisioterapeuta y es normal que reciba publicaciones de este tipo, pero no me esperaba encontrarme en el buzón esta revista. ¿Qué tiene de extraño? Pues que yo no me he suscrito a la revista y sin embargo aquí la tengo, delante de mis narices. No entiendo nada…

[En realidad podría ser más complicado, como si por ejemplo llegase un día y me encontrase un ejemplar de Sodomitas hoy en el buzón.]

¿Se les habrá ido la pelota a los de Doyma? ¿Alguien me habrá invitado a la suscripción? Si es esto último, gracias ^_^.