Pensamiento del día

Death's birth

Hay ciertos momentos en los que nadie desearía estar solo.

Preocuparse por algo es como correr en una de esas cintas del gimnasio, a pesar de estar haciendo un esfuerzo no te llevará a ningún lado; bájate y comienza moverte.

Cuando una chica que te gusta te diga que ha vestido de esa manera especialmente para ti agradece educadamente su gesto diciéndole lo bien que le queda pero no le digas la verdad, que si verdaderamente quisiera acertar con su atuendo lo podría conseguir fácilmente estando desnuda.

Autor: Abraham

Autor de Liberitas. Desde el 2004 escribiendo desvaríos

Deja un comentario