Pensamiento del día

Hay que tener corazón y cerebro, pero también hace falta valor para llevar a cabo las decisiones de ambos.

En estas Navidades más de una persona debería haber pedido a los Reyes Magos nuevas prioridades para su vida.

A veces resulta increíble comprobar cómo los más pequeños detalles son capaces de desequilibrar la balanza hacia un lado u otro.

Autor: Abraham

Autor de Liberitas. Desde el 2004 escribiendo desvaríos

Deja un comentario