Pensamiento del día

Para bien o para mal, en ningún lugar te recibirán como en casa.

Si sientes el frío es porque una vez disfrutaste del calor.

Cualquiera puede dar consejos porque es relativamente fácil y sencillo, tan sólo basta decir un par de palabras que formen una frase con sentido y esperar a que la otra persona te escuche; transmites tus ideas y cumples con tu cometido. Sin embargo, lo realmente complicado es conseguir que la otra persona piense sobre esas palabras y logre llegar por sí misma a la conclusión que tratas de transmitir. Luego podrán venir los juicios de valor sobre si son buenos o malos.

Autor: Abraham

Autor de Liberitas. Desde el 2004 escribiendo desvaríos

Deja un comentario