Pensamiento del día

No mezcles tus lágrimas con alcohol, no hacen buena combinación.

A veces un simple gesto transmite tanta información que simplemente sabes que es una señal del comienzo del fin.

Cuando alguien no te sorprende no ocurre simplemente porque sea previsible sino porque prácticamente todo lo que hace provoca en ti indiferencia.

Deja un comentario