Pensamiento del día

En el fondo todos somos unos payasos, la diferencia es que hay quien lo demuestra más a menudo.

Demasiadas suspicacias afortunadamente contraatacadas con eficacia mediante hábiles y dicaces perspicacias.

Una simple acción puede provocar terremotos en las piernas, anticiclones y borrascas en el pecho, lluvias torrenciales en los ojos o bancos de niebla en la mente. Es el llamado “efecto mariposa”, el origen del caos.

Autor: Abraham

Autor de Liberitas. Desde el 2004 escribiendo desvaríos

Deja un comentario