Tarjetas de cortesía

Muchacha, ¿estás cansada de intentar pasar un buen rato con tus amigas mientras estás siendo interrumpida molestos aprendices de cómicos? ¿Estás harta de malgastar valiosos minutos de tu vida que no podrás recuperar por culpa de ese acosador con demasiada confianza en sí mismo?

¡Entonces prueba con una tarjeta de cortesía!

Estas pequeñas tarjetas son del tamaño perfecto para llevar a cabo el trabajo. Cuando no quieres ser molestada ni perder más tiempo simplemente escoge una tarjeta, entrégasela a ese tío y da media vuelta… Tan sólo deja que la tarjeta haga el resto.

Autor: Abraham

Autor de Liberitas. Desde el 2004 escribiendo desvaríos

Deja un comentario