Princesas de media noche

Hablando con mi conciencia, mientras tomábamos una cerveza, me ha soltado una de sus perlas y me veo en la obligación de compartir su sabiduría.

Hoy he visto por primera vez un grupo en Feisbuc [Facebook para los angloparlantes] cuyo nombre me ha inquietado en sobremanera:

“Culpo a Disney de mis altas expectativas en cuanto a hombres”

Pero chiquilla, ¿no te das cuenta que no es culpa de Disney? La culpa la tienes tú por pensar que eres una princesa cuando en realidad no lo eres.

Qué cosas…

Autor: Abraham

Autor de Liberitas. Desde el 2004 escribiendo desvaríos

Deja un comentario