DOMS

Agujetas, dolor muscular de aparición tardía o su equivalente anglosajón bastante útil para hacer revisiones bibliográficas, DOMS. ¿A qué viene todo esto? Pues resulta que en el “Complejo Deportivo La Cuesta”, a.k.a. la piscina de al lado de mi casa, han puesto un par de carteles informativos sobre los mitos del gimnasio y, por extensión, del ejercicio físico en general. La verdad es que sólo me he parado a leer uno y creo que me ha bastado sólo con ver que el mejor tratamiento para el dolor producido por las agujetas son los antiinflamatorios, hay que joderse.

En fin, pues el mosqueo me ha servido para hacer una búsqueda en la Biblioteca Cochrane Plus [demos las gracias al Ministerio de Sanidad y Consumo por pagar la cuota por nosotros] sobre DOMS y he encontrado un par de detalles interesantes. Por ejemplo, el estiramiento para la prevención o la reducción del dolor muscular posterior al ejercicio no sirve de nada.

Por otra parte, el efecto de la hidroterapia en los signos y síntomas del dolor muscular de aparición tardía depende del protocolo a seguir, siendo la inmersión en agua fría y la terapia de baños de contraste los más efectivos frente a la inmersión en agua caliente. Además, el masaje reduce la percepción del dolor y la hiperalgesia en el dolor muscular experimental, pero sólo en el mecánicamente inducido y no en el dolor durante la inactividad.

Quizás, el artículo más aprovechable por la fauna de gimnasio es el que comenta que se produce una eliminación del dolor muscular de aparición tardía con una cardioaceleración pre-resistencia antes de cada serie de ejercicios de fortalecimiento muscular.

Hay muchísimos más artículos que revisar y siempre se debe seleccionar la información con criterio si queremos utilizarla de manera correcta. Desmintiendo mitos usando otros mitos no es la solución, sobre todo teniendo en cuenta el afán de médicos frustrados que tienen muchas personas que se automedican buscando no sé qué efecto.

Autor: Abraham

Autor de Liberitas. Desde el 2004 escribiendo desvaríos

Deja un comentario