Rinencéfalo

wind up walking nose cakeAunque parezca que mi compañero y yo nos ponemos de acuerdo de manera paralela para las cosas que escribimos no es así. Tenía ganas de hablar del rinencéfalo desde hace un tiempo sólo que, como siempre, él se me adelanta siempre. El rinencéfalo es la estructura evolutivamente más antigua del cerebro y, como su nombre indica, tiene mucho que ver con el olfato.

El olfato era uno de los sentidos más importantes para nuestros antepasados ya que alertaba sobre la proximidad de un depredador, qué alimentos eran comestibles o no, o cuándo la hembra se encontraba en celo. [Por supuesto, estoy hablando desde la visión de la Teoría de la Evolución, nada que ver con el Diseño Inteligente.] Era, pues, nuestros ojos, oídos y lengua cuando no los podíamos usar. Hoy en día, después de millones de años de evolución, nuestro sentido del olfato ha perdido su importante papel, pero en nuestro cerebro sigue quedando restos de esas antiguas sinapsis que existieron un día.

Es por eso que existe la reminiscencia olfativa, el hecho de recordar con un olor a una persona, una situación, un lugar… Y con estos recuerdos también evocamos sensaciones, sentimientos, emociones… Y no es porque seamos especiales, a todos nos ocurre lo mismo en mayor o menor medida, simplemente porque evolutivamente estamos configurados de esta manera.

El mayor problema de la reminiscencia olfativa es cuando sufrimos un secuestro emocional, es decir, la emoción evocada con ese olor no es evolutivamente favorable para nosotros. En otros tiempos hubiese significado la muerte ante el olor del depredador al habernos quedado paralizados. En los tiempos que corren el riesgo más importante es la nostalgia.

Una respuesta a “Rinencéfalo”

  1. Pingback: Ideas al Aire

Deja un comentario