Días de frío

Este fin de semana fui secuestrado vilmente por una pequeña fisioterapeuta oriunda de Guía de Isora, aunque la versión oficial es que fui invitado a pasar el sábado y el domingo en su casa. Me lo pasé muy bien, con un frío exagerado, pero excelentemente atendido por la madre y la tía de Fisquito.

Llegamos a Guía de Isora a la hora de comer, y después de alimentarnos fuimos hasta el mirador de Boca Tauce y saqué unas cuantas fotitos. En esta panorámica se puede apreciar la poca nieve que quedaba en la cara sur del Teide y Las Cañadas:

teide

El leitmotiv de todo el fin de semana fue el frío, porque aunque se vea una postal soleada, nada más salir del coche mis pantalones quedaron instantáneamente escarchados. Por si fuera poco, en el pueblo hacía frío, dentro de la casa hacía frío, dentro de la iglesia hacía frío… Frío en todos lados. Por cierto, mi suegra adoptiva me dijo que antes de entrar en la iglesia tenía que pedir tres deseos porque era la primera vez que la visitaba. Yo no soy nada supersticioso, pero pedí tres deseos por si acaso :whist:.

san telmoLuego por la noche tocaba salir de trulenque coincidiendo con la celebración del cumpleaños de [A] al día siguiente. Fuimos a San Telmo y nos metimos en el Punta Cana. Creo que fue el único momento del fin de semana sureño durante el cual no pasé frío, debido al movimiento y el buen clima que hacía tan cerca de la orilla del mar. Perdí la cuenta de cuántos bailes me pegué con las damas que me acompañaban, aunque la que más exigía de atención fue Fisquito.

Lo peor de todo el fin de semana no fue el frío, fue el viaje de vuelta hasta mi casa, porque aunque me trajo [E] y no había demasiadas retenciones en la autopista, el viaje en sí es que me mata. Luego mumú y al día siguiente currele, ains…

Deja un comentario