El origen del fallo

Un relato antes de acostarme para no perder la práctica.

Ouroboros

Deja un comentario